La labioplastia o reducción de labios menores es la cirugía para la corrección de la hipertrofia.

Los labios menores pueden estar aumentados en relación a los mayores por diversas causas:

  • genética
  • piercing
  • algunas enfermedades
  • aplicación local de cremas con hormonas
  • estrés mecánico incluyendo el parto

Se considera como regla general que no existe hipertrofia si el labio menor está a la altura o contenido dentro de los labios mayores. Si sobresale entre 1 y 3 cm se considera hipertrofia leve y más de 3 cm es severa. Un exceso del tamaño de los labios menores puede producir incomodidad con la ropa interior, higiene inadecuada e incluso dispareunia (dolor en coito). En cualquier caso la razón principal para someterse a la labioplastia es la sensación de que son demasiado grandes.

¿Qué es la labioplastia reducción de labios menores?

La labioplastia es la cirugía de la reducción de labios menores y tiene un alto índice de satisfacción. La labioplastia puede hacerse con anestesia local o regional. Existen diversas técnicas quirúrgicas de labioplastia descritas que se indican en función del grado y severidad de la hipertrofia. La técnica que más usamos es la llamada de desepitelización, pero a veces hay que combinarlas con resecciones en cuña o del borde. La técnica de desepitelización es la que mejor mantiene el color y el corrugado normales del borde libre del labio menor.

Como hemos dicho, es inusual que sean iguales y la asimetría es la norma.

Tras la cirugía de reduccion de labios menores es normal tener inflamación durante unos días. Hay que seguir una buena rutina de higiene y llevar ropa cómoda y no ajustada. La labioplastia no es una cirugía con dolor postoperatorio. Los puntos son reabsorbibles y se suele hacer un control al mes y 4 meses para ver la evolución.

La labioplastia reducción de labios menores es una de las cirugías más demandadas con mayor nivel de satisfacción.

Dr. Federico Ballario