fbpx

TRATAMIENTOS QUIRÚRGICOS Y NO QUIRÚRGICOS

CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA

CIRUGÍA FACIAL

Blefaroplastia

Rinoplastia

Auriculoplastia

Mentoplastia

Lifting

CIRUGÍA CORPORAL

Abdominoplastia

Lipoaspiración

Lifting de brazos

Lifting de muslos

Lipofiling

Gluteoplastia

 CIRUGÍA MAMARIA

Mastoplastia de Aumento

Mastoplastia de Reducción

Mastopexia

Ginecomastia

CIRUGÍA ÍNTIMA

Labioplastia

CIRUGÍA PLÁSTICA Y RECONSTRUCTIVA

Reconstrucción mamaria

Reconstrucción post cirugía bariátrica

Auriculoplastia (malformaciones)

Maxilofacial (fracturas faciales)

Cirugía oral y maxilofacial pediátrica

CIRUGÍA PLÁSTICA Y RECONSTRUCTIVA

Reconstrucción mamaria

Reconstrucción post cirugía bariátrica

Auriculoplastia (malformaciones)

Maxilofacial (fracturas faciales)

Cirugía oral y maxilofacial pediátrica

PROCEDIMIENTOS MENORES

Heridas y cicatrices

Lesiones Benignas o tumores de piel

Quemaduras

PROCEDIMIENTOS MENORES

Heridas y cicatrices

Lesiones Benignas o tumores de piel

Quemaduras

PROCEDIMIENTOS NO QUIRÚRGICOS PARA REJUVENECIMIENTO FACIAL

(ANTI-AGE)

Rellenos faciales e implantes faciales

Plasma rico en plaquetas (PRP)

Toxina botulínica

Peeling o Dermoabrasión

Mesoterapia

PROCEDIMIENTOS NO QUIRÚRGICOS

(ANTI-AGE)

Rellenos faciales e implantes faciales

Plasma rico en plaquetas (PRP)

Toxina botulínica

Peeling o Dermoabrasión

Mesoterapia

Encontranos en

Santiago Temple 45 - Nva. Cba
Córdoba - Argentina
Turnos: +54 (351) 4690131
+549 (351) 152-126162
Correo: info@doctorfedericoballario.com

seguinos en nuestras redes sociales

  • BLEFAROPLASTIA

    La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal. En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible. Esta cirugía se realiza con anestesia local acompañada de sedación (neurolepto-anestesia).

  • RINOPLASTIA

    La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica. La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios. La rinoplastia se realiza siempre en quirófano y la intervención suele durar una hora. Normalmente es una cirugía ambulatoria. La rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación (neurolepto-anestesia),  donde el paciente se siente relajado y la nariz y sus alrededores están insensibles al dolor.

  • AURICULOPLASTIA

    La auriculoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes o  a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes. Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre los 4 y 14 años. Las orejas han crecido casi completamente a los 4 años, así que cuanto antes se realice la cirugía, menor será para el niño en el colegio. La auriculoplastia también se puede realizar en adultos, no existiendo mayores riesgos en esta edad. Se realiza preferiblemente con anestesia local y/o sedación (neurolepto-anestesia). Es una cirugía ambulatoria.

  • MENTOPLASTIA

    Cuando un paciente presenta un mentón poco desarrollado recibe el nombre de microgenia o retrognatismo. La cirugía consiste en la implantación de una prótesis de silicona sólida cuyo tamaño y forma se adaptarán a las necesidades de cada paciente o injerto graso.  Se realiza a través de una pequeña incisión en la mucosa intra oral, o en la piel por debajo del mentón, por medio de anestesia local y en forma ambulatoria.

  • LIFTING

    A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestras caras. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas. Un lifting cervicofacial no puede detener este proceso; sin embargo, lo que sí puede hacer es parar el reloj, mejorando los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello. El lifting puede realizarse aislado o asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia. El lifting frontal corrige la caída de las cejas y las arrugas de la frente y de las cejas. Los candidatos ideales para someterse a un lifting son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a “caerse”, pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. La mayoría de los pacientes tienen entre 40 y 60 años, pero también puede realizarse con éxito entre los 70 y 80 años. Un lifting puede hacer que parezca más joven y que aumente la confianza en sí mismo, pero no le proporcionará un aspecto completamente distinto, ni puede restablecer su salud o vitalidad.  Esta cirugía se realiza con sedación o neurolepto-anestesia. Generalmente requiere un día de internación.

  • GLUTEOPLASTIA

    En los casos de glúteos no desarrollados, es posible aumentar el volumen de los mismos con implantes de silicona o grasa. Los implantes de silicona se utilizan en pacientes delgadas con escaso tejido adiposo y se colocan a través de una incisión realizada en el surco intergluteo, en el músculo del glúteo mayor. Esto hace que aumente el volumen de los mismos y su proyección, aunque no se obtiene un aumento lateral de la cadera. El auto injerto graso consiste en la extracción de tejido graso localizado de diferentes regiones como las caderas, el interior de los muslos, el abdomen, etc., y colocarlo en la región glútea, para darle volumen y contorno. Se realiza con anestesia epidural o raquídea.

  • LIPOFILING

    Los procedimientos de injertos de grasa, injertos de tejido adiposo, lipofillings, lipoimplantes o lipoestructuras consisten básicamente en injertar porciones de tejido adiposo en los sitios receptores con la finalidad de modificar la forma, el contorno o, para aprovechar sus capacidades regeneradoras. Lo más importante es que los fragmentos de grasa a injertar deben ser liposuccionados con mucha delicadeza y con tamaños muy pequeños para facilitar su posterior supervivencia.

    Con los injertos de grasa se puede modelar la totalidad de la cara, el torso de los hombres, las mamas de las mujeres (durante un aumento estético o como reconstrucción), los antebrazos o brazos, manos y muñecas, pantorrillas, muslos y tobillos, pene y labios menores. En cirugía reparadora puede servir como material regenerador que permita eliminar o mejorar fibrosis, cicatrices, adherencias o para ayudar al cierre de úlceras entre otras muchas.

    La estructura y las características del tejido adiposo permiten que pueda ser recolectado con facilidad mediante aspiración a través de cánulas de reducido diámetro (entorno a los 2 o 3 milímetros). El tejido adiposo así recolectado, puede ser inyectado a través de agujas o cánulas de  1,5 a 2 milímetros. De manera que, sea cual sea la localización del lipoinjerto, se puede realizar virtualmente sin cicatrices o con incisiones imperceptibles.

    La gran ventaja, respecto a los otros tipos de rellenos que existen, es que el tejido adiposo se injerta como tal, es un material biológico que se toma y se coloca en el mimo paciente. Por tanto, nunca habrá rechazos o comportamientos anómalos a corto o largo plazo. Al ser un tejido vivo envejecerá con el paciente o le acompañará en sus cambios de peso. Es una alternativa duradera, biológica y más fiable que los implantes sintéticos sólidos o inyectables, ya que no desarrolla los potenciales efectos secundarios de éstos. Además tiene capacidad regenerativa gracias a las células madre. Una vez que la grasa injertada ha prendido y sobrevivido, se convierte en un tejido como otro cualquiera y, por lo tanto, no desaparece. Es evidente que con el envejecimiento o los cambios de peso pueda haber cambios en las zonas tratadas previamente y, por tanto, es posible que el paciente necesite tratamientos adicionales.

  • LIFTING DE MUSLOS

    El lifting de muslos está indicado en pacientes que presentan pérdida masiva de peso, generalmente, en mujeres y está localizada en la cara interna del muslo en la región superior. Cuando hay una gran acumulación de grasa y exceso de piel en esta región se realizan procedimientos combinados de lipoaspiración y resección de grasa y piel sobrante. Las incisiones se ubican en la raíz del muslo en la parte interna (entrepierna) quedando ocultas por el vello y el pliegue que se forma normalmente en esa región. Esta operación puede realizarse con anestesia regional raquídea o local más sedación (neurolepto-anestesia), dependiendo de la magnitud de la misma.

  • ABDOMINOPLASTIA

    La abdominoplastia es la intervención quirúrgica destinada a eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen, a causa de la edad, oscilaciones de peso, o pérdida de la elasticidad cutánea por embarazos, consiguiendo una silueta y forma abdominal más plana y firme, con una cintura más definida y atractiva.

    La abdominoplastia convencional se realiza a través de dos incisiones: una justo por encima de la línea del pubis, lo más baja posible para quedar oculta con la ropa interior y la otra en el ombligo, para poder separarlo de los tejidos circundantes y trasportarlo a su nueva posición. A continuación, se retira la piel y la grasa contenidas entre el ombligo y el pubis, separando todos estos tejidos de los músculos abdominales hasta la altura de las costillas. Estos músculos son tensados hacia la línea media, dando como resultado una pared abdominal más firme y plana, con un notable estrechamiento de la cintura.

    La lipoabdominoplastia es la evolución actual de la técnica clásica. Consiste en la combinación de liposucción abdominal y abdominoplastia en la misma cirugía.

    La mini-abdominoplastia es una variante de la abdominoplastia clásica indicada en pacientes en los que el exceso de piel y grasa es limitado a la porción más baja del abdomen. Se realiza, mediante una pequeña incisión a nivel supra púbico, tensando los músculos abdominales y retirando el exceso de tejido sobrante a ese nivel, no siendo necesario realizar ninguna incisión a nivel del ombligo.

    Dicha Cirugía se realiza con bloqueo regional (Anestesia Raquídea) y sedación (neurolepto-anestesia).

  • LIPOASPIRACIÓN

    Hasta hace pocos años las deformidades por acúmulos grasos localizados no tenían una solución quirúrgica aceptable, siendo la liposucción la técnica que ha revolucionado la corrección de estos problemas. La liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente rebeldes a los regímenes dietéticos. Mediante esta técnica se puede aspirar grasa de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cara, etc. En algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones (estiramiento facial, abdominoplastia, etc.). La liposucción habitualmente se realiza con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia), pero en casos muy extensos se llevará a cabo con anestesia general. La técnica, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada. Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada. Es normal que aparezcan moretones e inflamación de los tejidos en la zona aspirada. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses.

  • LIFTING DE BRAZOS

    El lifting braquial, o lifting de brazos, es un procedimiento quirúrgico encaminado a mejorar el aspecto de las extremidades superiores actuando sobre la relajación de los tejidos blandos de la cara interna y posterior de los brazos y axilas, mediante la eliminación y readaptación del exceso de piel y tejido adiposo que pudiera existir remodelando así el contorno.

    La operación de lifting braquial clásica dura aproximadamente de una a dos horas, se realiza bajo anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia). Hay dos tipos, uno en el que la cicatriz se realiza en el pliegue axilar, para eliminar la piel sobrante, en casos pequeños. Generalmente se realiza una incisión entre la axila y el codo en la zona donde menos visible será posteriormente la cicatriz, es decir, la cara interna del brazo. Se elimina el exceso de piel y grasa, se readaptan los tejidos y se coloca un vendaje semicompresivo.

  • MASTOPLASTIA DE AUMENTO

    El aumento de senos o mamoplastia de aumento es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y forma del pecho de la mujer. El volumen y forma de las mamas viene determinado genéticamente y se puede considerar que ha terminado su desarrollo entre los 17-18 años.

    La cirugía estética del aumento de pecho se realiza para mejorar el contorno de la mujer, bien porque piensa que sus pechos son demasiado pequeños o porque son de distinto tamaño, o bien porque han sufrido cambios a lo largo del tiempo, como la lactancia, pérdida de peso.

    La cirugía estética del aumento mamario ayuda a muchas mujeres a sentirse más cómodas y seguras de sí mismas.

    La cirugía de aumento mamario, es una sencilla intervención quirúrgica en la que se aumenta el tamaño de la mama mediante prótesis de gel cohesivo. La intervención se realiza a través de una pequeña incisión, que puede ser a través de tres vías:

    Vía periareolar: Es la vía más utilizada en la cirugía estética de mamas y se realiza a través del borde inferior de la areola, deja una cicatriz disimulada en los límites oscuros de la areola y claro de la mama y gracias a este cambio de coloración se disimula la cicatriz. Permite bajar sin problemas el surco submamario y poder modificarlo ligeramente en el postoperatorio inmediato. Lo que es necesario en el 90% de los caso de aumento.

    Vía submamaria: En implantes primarios no utilizamos esta vía porque, aunque la cicatriz sea de buena calidad, siempre será más visible que en las otras dos localizaciones y porque, en algunos casos, puede darse una cicatrización hipertrófica o queloide.

    La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario y se crea un bolsillo o espacio para colocar la prótesis, bien directamente debajo de la glándula o debajo del músculo pectoral. El plano submuscular es el adecuado cuando la paciente presenta escasa cantidad de tejido mamario para recubrir el implante.

    No existe mayor dificultad para el estudio exploratorio de la glándula mamaria, ya que la prótesis se coloca detrás del músculo pectoral o de la glándula lo cual no impide el seguimiento mamario. Siempre hay que avisar al radiólogo antes de hacerse una mamografía para que utilice las proyecciones adecuadas.

    La intervención dura entre 1 y 2 horas, con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia) en régimen ambulatorio, y se coloca un vendaje compresivo que se retira a las 48 horas, que asegura la correcta posición de los implantes y la protección de la herida.

    La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas y al principio las cicatrices estarán más sonrosadas e irán mejorando hasta tener su tono normal. Aproximadamente a los 10 días se retirará la sutura intradérmica.

  • MASTOPLASTIA DE REDUCCIÓN

    La operación para reducir el tamaño de los pechos se llama reducción mamaria, o mamoplastia reductiva. Este es un procedimiento quirúrgico en el cual se remueve la grasa, tejido glandular y piel de la mama, reduciendo su tamaño y peso, dejándola más firme. Además se puede reducir el tamaño de la areola si ésta se ha agrandado como consecuencia de la lactancia o simplemente porque se considera grande.

    Este procedimiento es útil para aquellas mujeres que presentan molestias por el tamaño y peso de sus pechos, que limitan la actividad diaria, la práctica de deporte, o quienes sientan molestias severas o dolor.

    En la mayoría de los casos la cirugía no se realiza hasta que las mamas se encuentran completamente desarrolladas, es decir alrededor de los 16- 17 años.

    Las mujeres con senos grandes pueden experimentar problemas médicos por el peso de sus mamas, como dolor en el cuello, irritación de la piel, dolor en la espalda, deformidades de la columna vertebral y problemas respiratorios. Característicamente los sostenes dejan marcas y a veces heridas en los hombros.

    Muchas mujeres jóvenes pueden tener problemas severos de autoestima por el tamaño de sus pechos. Gran cantidad de niñas jóvenes sufren terribles complejos por éste problema, y terminan reduciendo su actividad social, no se ponen traje de baño ni logran tener relaciones normales para su edad por baja autoestima.

    Se realizan incisiones alrededor de la aréola y en la piel de la mama. El tejido glandular se reduce de tamaño y en manera similar en ambos senos. La aréola y el pezón se recolocan más arriba de manera que pierda la flacidez y la piel se sutura, eliminando aquella que sobra. La persona no pierde sensibilidad en los pechos y no afecta mayormente la capacidad de lactancia, aunque debe recordarse que algunas mujeres no podrán amamantar a sus hijos por otros motivos, independientes de ésta cirugía.

    La intervención dura entre 1 y 2 horas, con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia) en régimen ambulatorio, y se coloca un vendaje compresivo suave que se retira a las 48 horas, que asegura la correcta posición de los senos y la protección de la herida.

    La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas y al principio las cicatrices estarán más sonrosadas e irán mejorando hasta tener su tono normal. Aproximadamente a los 15 días se retirará la sutura intradérmica.

  • MASTOPEXIA

    A lo largo de los años, factores como el embarazo, la lactancia, y la fuerza de gravedad tienen su efecto en el seno femenino. La piel pierde elasticidad, las mamas frecuentemente pierden su forma y su firmeza, y empiezan a descender.

    La elevación de mama o mastopexia, es un procedimiento quirúrgico que eleva y da nueva forma a los senos caídos. La mastopexia levanta los senos sin alterar su tamaño, confiere a los mismos una apariencia más joven y discreta.

    Hay dos grupos de pacientes candidatos a la mastopexia:

    1.- Mujeres con senos caídos y pequeños. Este primer grupo solicitará solamente que levanten sus pechos a la altura en que solían estar.

    2.- Si las mamas son pequeñas o han perdido volumen, por ejemplo tras el embarazo, los implantes mamarios junto con la mastopexia pueden aumentar tanto la firmeza como el tamaño de los pechos. Este segundo grupo vendrá a solicitar un aumento del seno sin darse cuenta que su mama está muy caída.

    El criterio para determinar la necesidad de una mastopexia pura o una cirugía con prótesis mamarias, tiene relación con el grado de caída de la mama, la cantidad de tejido mamario y la posición de la areola y el pezón con relación al surco submamario.

    Las técnicas empleadas pueden incluir incisiones alrededor de la areola solamente en los casos mínimos, la técnica más habitual suele dejar una cicatriz alrededor de la areola y otra vertical hasta el surco mamario. Una vez establecida la nueva posición de la areola y pezón y estimada la cantidad de piel sobrante se elimina esta y se contornea el pecho. Es necesario remodelar la glándula para darla una forma y una altura adecuados. Y en los casos más graves una incisión más en el surco submamario.

    La mastopexia también puede reducir el tamaño de la areola, la piel más oscura alrededor del pezón Si la caída de la mama es demasiada, deberá retirarse el exceso cutáneo, incluyendo o no después una prótesis

    La mastopexia presenta un elevado grado de satisfacción y además de la mejora estética, también ofrece una mejora en el aspecto psicológico.

    La evolución dependerá de si se han colocado implantes o solamente se han redistribuido utilizado sus propios tejidos. En este último caso la recuperación postoperatoria será más breve y no tendrá las molestias inherentes a la colocación de un implante.

    En caso de que la mastopexia se haya realizado con implantes, podrá experimentar una sensación de tensión o turgencia mientras su piel se adapta al nuevo tamaño de su mama. Los resultados definitivos no serán visibles hasta que los tejidos mamarios y la piel se hayan ajustado a la nueva forma y volumen.

    La intervención dura entre 1 y 2 horas, con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia) en régimen ambulatorio, y se coloca un vendaje compresivo suave que se retira a las 48 horas, que asegura la correcta posición de los senos y la protección de la herida.

    La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas y al principio las cicatrices estarán más sonrosadas e irán mejorando hasta tener su tono normal. Aproximadamente a los 15 días se retirará la sutura intradérmica.

  • GINECOMASTIA

    Ginecomastia es un término médico que viene de la palabra griega usada para definir “mamas similares a las de la mujer”. Aunque nos es frecuente oír hablar de este problema, actualmente es bastante común. Se estima que la ginecomastia afecta a un 40-60 % de los hombres. Y puede afectar a una sola mama o a las dos. Aunque ciertas drogas o medicamentos y algunos problemas médicos pueden estar unidos al sobredesarrollo de la mama masculina, En la gran mayoría de los casos no hay causa conocida. Para hombres preocupados por su apariencia, la reducción de la mama puede ser de utilidad. El procedimiento quita grasa y tejido glandular de las mamas, y en casos extremos también extirpa piel sobrante, dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado. La operación se realiza bajo anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia).

  • CIRUGÍA ÍNTIMA

    Cada mujer es diferente. Los labios de la vagina no siempre son iguales. No es infrecuente que una mujer sienta complejos e insatisfacción a causa de esto, especialmente si la desproporción es particularmente notable. Esta desproporción puede resultar incómoda, e incluso embarazosa para la mujer. Todo ello puede conducir a la insatisfacción sexual o dificultad para realizar el acto sexual. La labioplastia es la respuesta a este problema. La labioplastia, a veces conocida como la reducción labial o la reducción de labios vaginales, es un procedimiento de cirugía plástica de los pliegues externos de la piel de alrededor de las estructuras de la vulva, los labios mayores y/o los labios menores. El cirujano, se encarga de recortar los pliegues interiores de modo que ya no sobresalgan. Este paso se realiza ya sea mediante la reducción de los bordes de los labios mayores o cortando el tejido en forma de “V”. Los bordes restantes se unen de nuevo y se suturan cuidadosamente. Dichos procedimientos se realizan bajo anestesia regional, local y sedación (neurolepto-anestesia).

    OTROS PROCEDIMIENTOS

    • Resección de capuchón de clítoris hipertróficos.
    • Corrección de desgarros y cicatrices perineales.
    • Corrección de cicatrices de episiotomías.
    • Amplificación o implantes del punto G
    • PRP Plasma Rico en plaquetas
    • Lipoaspiración y Cirugía del monte de Venus
    • Lipotransferencia en región Genital
  • BLEFAROPLASTIA

    La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal. En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible. Esta cirugía se realiza con anestesia local acompañada de sedación (neurolepto-anestesia).

  • RINOPLASTIA

    La rinoplastia es la cirugía que modifica la forma de la nariz, y es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía plástica. La rinoplastia puede disminuir o aumentar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios. La rinoplastia se realiza siempre en quirófano y la intervención suele durar una hora. Normalmente es una cirugía ambulatoria. La rinoplastia puede realizarse bajo anestesia local más sedación (neurolepto-anestesia),  donde el paciente se siente relajado y la nariz y sus alrededores están insensibles al dolor.

  • AURICULOPLASTIA

    La auriculoplastia es la cirugía que se realiza para reposicionar las orejas prominentes o  a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes. Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre los 4 y 14 años. Las orejas han crecido casi completamente a los 4 años, así que cuanto antes se realice la cirugía, menor será para el niño en el colegio. La auriculoplastia también se puede realizar en adultos, no existiendo mayores riesgos en esta edad. Se realiza preferiblemente con anestesia local y/o sedación (neurolepto-anestesia). Es una cirugía ambulatoria.

  • MENTOPLASTIA

    Cuando un paciente presenta un mentón poco desarrollado recibe el nombre de microgenia o retrognatismo. La cirugía consiste en la implantación de una prótesis de silicona sólida cuyo tamaño y forma se adaptarán a las necesidades de cada paciente o injerto graso.  Se realiza a través de una pequeña incisión en la mucosa intra oral, o en la piel por debajo del mentón, por medio de anestesia local y en forma ambulatoria.

  • LIFTING

    A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestras caras. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca; las mejillas caen; aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas. Un lifting cervicofacial no puede detener este proceso; sin embargo, lo que sí puede hacer es parar el reloj, mejorando los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello. El lifting puede realizarse aislado o asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia. El lifting frontal corrige la caída de las cejas y las arrugas de la frente y de las cejas. Los candidatos ideales para someterse a un lifting son aquellas mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a “caerse”, pero cuya piel conserva todavía cierta elasticidad. La mayoría de los pacientes tienen entre 40 y 60 años, pero también puede realizarse con éxito entre los 70 y 80 años. Un lifting puede hacer que parezca más joven y que aumente la confianza en sí mismo, pero no le proporcionará un aspecto completamente distinto, ni puede restablecer su salud o vitalidad.  Esta cirugía se realiza con sedación o neurolepto-anestesia. Generalmente requiere un día de internación.

  • ABDOMINOPLASTIA

    La abdominoplastia es la intervención quirúrgica destinada a eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen, a causa de la edad, oscilaciones de peso, o pérdida de la elasticidad cutánea por embarazos, consiguiendo una silueta y forma abdominal más plana y firme, con una cintura más definida y atractiva.

    La abdominoplastia convencional se realiza a través de dos incisiones: una justo por encima de la línea del pubis, lo más baja posible para quedar oculta con la ropa interior y la otra en el ombligo, para poder separarlo de los tejidos circundantes y trasportarlo a su nueva posición. A continuación, se retira la piel y la grasa contenidas entre el ombligo y el pubis, separando todos estos tejidos de los músculos abdominales hasta la altura de las costillas. Estos músculos son tensados hacia la línea media, dando como resultado una pared abdominal más firme y plana, con un notable estrechamiento de la cintura.

    La lipoabdominoplastia es la evolución actual de la técnica clásica. Consiste en la combinación de liposucción abdominal y abdominoplastia en la misma cirugía.

    La mini-abdominoplastia es una variante de la abdominoplastia clásica indicada en pacientes en los que el exceso de piel y grasa es limitado a la porción más baja del abdomen. Se realiza, mediante una pequeña incisión a nivel supra púbico, tensando los músculos abdominales y retirando el exceso de tejido sobrante a ese nivel, no siendo necesario realizar ninguna incisión a nivel del ombligo.

    Dicha Cirugía se realiza con bloqueo regional (Anestesia Raquídea) y sedación (neurolepto-anestesia).

  • LIPOASPIRACIÓN

    Hasta hace pocos años las deformidades por acúmulos grasos localizados no tenían una solución quirúrgica aceptable, siendo la liposucción la técnica que ha revolucionado la corrección de estos problemas. La liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos habitualmente rebeldes a los regímenes dietéticos. Mediante esta técnica se puede aspirar grasa de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cara, etc. En algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones (estiramiento facial, abdominoplastia, etc.). La liposucción habitualmente se realiza con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia), pero en casos muy extensos se llevará a cabo con anestesia general. La técnica, que siempre se realiza en un quirófano, consiste esencialmente en la aspiración de la grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles en el área previamente marcada. Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda elástica según el área tratada. Es normal que aparezcan moretones e inflamación de los tejidos en la zona aspirada. No se deben evaluar los resultados de una liposucción antes de que hayan transcurrido un mínimo de tres meses.

  • LIFTING DE BRAZOS

    El lifting braquial, o lifting de brazos, es un procedimiento quirúrgico encaminado a mejorar el aspecto de las extremidades superiores actuando sobre la relajación de los tejidos blandos de la cara interna y posterior de los brazos y axilas, mediante la eliminación y readaptación del exceso de piel y tejido adiposo que pudiera existir remodelando así el contorno.

    La operación de lifting braquial clásica dura aproximadamente de una a dos horas, se realiza bajo anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia). Hay dos tipos, uno en el que la cicatriz se realiza en el pliegue axilar, para eliminar la piel sobrante, en casos pequeños. Generalmente se realiza una incisión entre la axila y el codo en la zona donde menos visible será posteriormente la cicatriz, es decir, la cara interna del brazo. Se elimina el exceso de piel y grasa, se readaptan los tejidos y se coloca un vendaje semicompresivo.

  • LIFTING DE MUSLOS

    El lifting de muslos está indicado en pacientes que presentan pérdida masiva de peso, generalmente, en mujeres y está localizada en la cara interna del muslo en la región superior. Cuando hay una gran acumulación de grasa y exceso de piel en esta región se realizan procedimientos combinados de lipoaspiración y resección de grasa y piel sobrante. Las incisiones se ubican en la raíz del muslo en la parte interna (entrepierna) quedando ocultas por el vello y el pliegue que se forma normalmente en esa región. Esta operación puede realizarse con anestesia regional raquídea o local más sedación (neurolepto-anestesia), dependiendo de la magnitud de la misma.

  • LIPOFILING

    Los procedimientos de injertos de grasa, injertos de tejido adiposo, lipofillings, lipoimplantes o lipoestructuras consisten básicamente en injertar porciones de tejido adiposo en los sitios receptores con la finalidad de modificar la forma, el contorno o, para aprovechar sus capacidades regeneradoras. Lo más importante es que los fragmentos de grasa a injertar deben ser liposuccionados con mucha delicadeza y con tamaños muy pequeños para facilitar su posterior supervivencia.

    Con los injertos de grasa se puede modelar la totalidad de la cara, el torso de los hombres, las mamas de las mujeres (durante un aumento estético o como reconstrucción), los antebrazos o brazos, manos y muñecas, pantorrillas, muslos y tobillos, pene y labios menores. En cirugía reparadora puede servir como material regenerador que permita eliminar o mejorar fibrosis, cicatrices, adherencias o para ayudar al cierre de úlceras entre otras muchas.

    La estructura y las características del tejido adiposo permiten que pueda ser recolectado con facilidad mediante aspiración a través de cánulas de reducido diámetro (entorno a los 2 o 3 milímetros). El tejido adiposo así recolectado, puede ser inyectado a través de agujas o cánulas de  1,5 a 2 milímetros. De manera que, sea cual sea la localización del lipoinjerto, se puede realizar virtualmente sin cicatrices o con incisiones imperceptibles.

    La gran ventaja, respecto a los otros tipos de rellenos que existen, es que el tejido adiposo se injerta como tal, es un material biológico que se toma y se coloca en el mimo paciente. Por tanto, nunca habrá rechazos o comportamientos anómalos a corto o largo plazo. Al ser un tejido vivo envejecerá con el paciente o le acompañará en sus cambios de peso. Es una alternativa duradera, biológica y más fiable que los implantes sintéticos sólidos o inyectables, ya que no desarrolla los potenciales efectos secundarios de éstos. Además tiene capacidad regenerativa gracias a las células madre. Una vez que la grasa injertada ha prendido y sobrevivido, se convierte en un tejido como otro cualquiera y, por lo tanto, no desaparece. Es evidente que con el envejecimiento o los cambios de peso pueda haber cambios en las zonas tratadas previamente y, por tanto, es posible que el paciente necesite tratamientos adicionales.

  • GLUTEOPLASTIA

    En los casos de glúteos no desarrollados, es posible aumentar el volumen de los mismos con implantes de silicona o grasa. Los implantes de silicona se utilizan en pacientes delgadas con escaso tejido adiposo y se colocan a través de una incisión realizada en el surco intergluteo, en el músculo del glúteo mayor. Esto hace que aumente el volumen de los mismos y su proyección, aunque no se obtiene un aumento lateral de la cadera. El auto injerto graso consiste en la extracción de tejido graso localizado de diferentes regiones como las caderas, el interior de los muslos, el abdomen, etc., y colocarlo en la región glútea, para darle volumen y contorno. Se realiza con anestesia epidural o raquídea.

  • MASTOPLASTIA DE AUMENTO

    El aumento de senos o mamoplastia de aumento es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y forma del pecho de la mujer. El volumen y forma de las mamas viene determinado genéticamente y se puede considerar que ha terminado su desarrollo entre los 17-18 años.

    La cirugía estética del aumento de pecho se realiza para mejorar el contorno de la mujer, bien porque piensa que sus pechos son demasiado pequeños o porque son de distinto tamaño, o bien porque han sufrido cambios a lo largo del tiempo, como la lactancia, pérdida de peso.

    La cirugía estética del aumento mamario ayuda a muchas mujeres a sentirse más cómodas y seguras de sí mismas.

    La cirugía de aumento mamario, es una sencilla intervención quirúrgica en la que se aumenta el tamaño de la mama mediante prótesis de gel cohesivo. La intervención se realiza a través de una pequeña incisión, que puede ser a través de tres vías:

    Vía periareolar: Es la vía más utilizada en la cirugía estética de mamas y se realiza a través del borde inferior de la areola, deja una cicatriz disimulada en los límites oscuros de la areola y claro de la mama y gracias a este cambio de coloración se disimula la cicatriz. Permite bajar sin problemas el surco submamario y poder modificarlo ligeramente en el postoperatorio inmediato. Lo que es necesario en el 90% de los caso de aumento.

    Vía submamaria: En implantes primarios no utilizamos esta vía porque, aunque la cicatriz sea de buena calidad, siempre será más visible que en las otras dos localizaciones y porque, en algunos casos, puede darse una cicatrización hipertrófica o queloide.

    La incisión se diseña para que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario y se crea un bolsillo o espacio para colocar la prótesis, bien directamente debajo de la glándula o debajo del músculo pectoral. El plano submuscular es el adecuado cuando la paciente presenta escasa cantidad de tejido mamario para recubrir el implante.

    No existe mayor dificultad para el estudio exploratorio de la glándula mamaria, ya que la prótesis se coloca detrás del músculo pectoral o de la glándula lo cual no impide el seguimiento mamario. Siempre hay que avisar al radiólogo antes de hacerse una mamografía para que utilice las proyecciones adecuadas.

    La intervención dura entre 1 y 2 horas, con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia) en régimen ambulatorio, y se coloca un vendaje compresivo que se retira a las 48 horas, que asegura la correcta posición de los implantes y la protección de la herida.

    La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas y al principio las cicatrices estarán más sonrosadas e irán mejorando hasta tener su tono normal. Aproximadamente a los 10 días se retirará la sutura intradérmica.

  • MASTOPLASTIA DE REDUCCIÓN

    La operación para reducir el tamaño de los pechos se llama reducción mamaria, o mamoplastia reductiva. Este es un procedimiento quirúrgico en el cual se remueve la grasa, tejido glandular y piel de la mama, reduciendo su tamaño y peso, dejándola más firme. Además se puede reducir el tamaño de la areola si ésta se ha agrandado como consecuencia de la lactancia o simplemente porque se considera grande.

    Este procedimiento es útil para aquellas mujeres que presentan molestias por el tamaño y peso de sus pechos, que limitan la actividad diaria, la práctica de deporte, o quienes sientan molestias severas o dolor.

    En la mayoría de los casos la cirugía no se realiza hasta que las mamas se encuentran completamente desarrolladas, es decir alrededor de los 16- 17 años.

    Las mujeres con senos grandes pueden experimentar problemas médicos por el peso de sus mamas, como dolor en el cuello, irritación de la piel, dolor en la espalda, deformidades de la columna vertebral y problemas respiratorios. Característicamente los sostenes dejan marcas y a veces heridas en los hombros.

    Muchas mujeres jóvenes pueden tener problemas severos de autoestima por el tamaño de sus pechos. Gran cantidad de niñas jóvenes sufren terribles complejos por éste problema, y terminan reduciendo su actividad social, no se ponen traje de baño ni logran tener relaciones normales para su edad por baja autoestima.

    Se realizan incisiones alrededor de la aréola y en la piel de la mama. El tejido glandular se reduce de tamaño y en manera similar en ambos senos. La aréola y el pezón se recolocan más arriba de manera que pierda la flacidez y la piel se sutura, eliminando aquella que sobra. La persona no pierde sensibilidad en los pechos y no afecta mayormente la capacidad de lactancia, aunque debe recordarse que algunas mujeres no podrán amamantar a sus hijos por otros motivos, independientes de ésta cirugía.

    La intervención dura entre 1 y 2 horas, con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia) en régimen ambulatorio, y se coloca un vendaje compresivo suave que se retira a las 48 horas, que asegura la correcta posición de los senos y la protección de la herida.

    La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas y al principio las cicatrices estarán más sonrosadas e irán mejorando hasta tener su tono normal. Aproximadamente a los 15 días se retirará la sutura intradérmica.

  • MASTOPEXIA

    A lo largo de los años, factores como el embarazo, la lactancia, y la fuerza de gravedad tienen su efecto en el seno femenino. La piel pierde elasticidad, las mamas frecuentemente pierden su forma y su firmeza, y empiezan a descender.

    La elevación de mama o mastopexia, es un procedimiento quirúrgico que eleva y da nueva forma a los senos caídos. La mastopexia levanta los senos sin alterar su tamaño, confiere a los mismos una apariencia más joven y discreta.

    Hay dos grupos de pacientes candidatos a la mastopexia:

    1.- Mujeres con senos caídos y pequeños. Este primer grupo solicitará solamente que levanten sus pechos a la altura en que solían estar.

    2.- Si las mamas son pequeñas o han perdido volumen, por ejemplo tras el embarazo, los implantes mamarios junto con la mastopexia pueden aumentar tanto la firmeza como el tamaño de los pechos. Este segundo grupo vendrá a solicitar un aumento del seno sin darse cuenta que su mama está muy caída.

    El criterio para determinar la necesidad de una mastopexia pura o una cirugía con prótesis mamarias, tiene relación con el grado de caída de la mama, la cantidad de tejido mamario y la posición de la areola y el pezón con relación al surco submamario.

    Las técnicas empleadas pueden incluir incisiones alrededor de la areola solamente en los casos mínimos, la técnica más habitual suele dejar una cicatriz alrededor de la areola y otra vertical hasta el surco mamario. Una vez establecida la nueva posición de la areola y pezón y estimada la cantidad de piel sobrante se elimina esta y se contornea el pecho. Es necesario remodelar la glándula para darla una forma y una altura adecuados. Y en los casos más graves una incisión más en el surco submamario.

    La mastopexia también puede reducir el tamaño de la areola, la piel más oscura alrededor del pezón Si la caída de la mama es demasiada, deberá retirarse el exceso cutáneo, incluyendo o no después una prótesis

    La mastopexia presenta un elevado grado de satisfacción y además de la mejora estética, también ofrece una mejora en el aspecto psicológico.

    La evolución dependerá de si se han colocado implantes o solamente se han redistribuido utilizado sus propios tejidos. En este último caso la recuperación postoperatoria será más breve y no tendrá las molestias inherentes a la colocación de un implante.

    En caso de que la mastopexia se haya realizado con implantes, podrá experimentar una sensación de tensión o turgencia mientras su piel se adapta al nuevo tamaño de su mama. Los resultados definitivos no serán visibles hasta que los tejidos mamarios y la piel se hayan ajustado a la nueva forma y volumen.

    La intervención dura entre 1 y 2 horas, con anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia) en régimen ambulatorio, y se coloca un vendaje compresivo suave que se retira a las 48 horas, que asegura la correcta posición de los senos y la protección de la herida.

    La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Las mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas y al principio las cicatrices estarán más sonrosadas e irán mejorando hasta tener su tono normal. Aproximadamente a los 15 días se retirará la sutura intradérmica.

  • GINECOMASTIA

    Ginecomastia es un término médico que viene de la palabra griega usada para definir “mamas similares a las de la mujer”. Aunque nos es frecuente oír hablar de este problema, actualmente es bastante común. Se estima que la ginecomastia afecta a un 40-60 % de los hombres. Y puede afectar a una sola mama o a las dos. Aunque ciertas drogas o medicamentos y algunos problemas médicos pueden estar unidos al sobredesarrollo de la mama masculina, En la gran mayoría de los casos no hay causa conocida. Para hombres preocupados por su apariencia, la reducción de la mama puede ser de utilidad. El procedimiento quita grasa y tejido glandular de las mamas, y en casos extremos también extirpa piel sobrante, dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado. La operación se realiza bajo anestesia local y sedación (neurolepto-anestesia).

  • CIRUGÍA ÍNTIMA

    Cada mujer es diferente. Los labios de la vagina no siempre son iguales. No es infrecuente que una mujer sienta complejos e insatisfacción a causa de esto, especialmente si la desproporción es particularmente notable. Esta desproporción puede resultar incómoda, e incluso embarazosa para la mujer. Todo ello puede conducir a la insatisfacción sexual o dificultad para realizar el acto sexual. La labioplastia es la respuesta a este problema. La labioplastia, a veces conocida como la reducción labial o la reducción de labios vaginales, es un procedimiento de cirugía plástica de los pliegues externos de la piel de alrededor de las estructuras de la vulva, los labios mayores y/o los labios menores. El cirujano, se encarga de recortar los pliegues interiores de modo que ya no sobresalgan. Este paso se realiza ya sea mediante la reducción de los bordes de los labios mayores o cortando el tejido en forma de “V”. Los bordes restantes se unen de nuevo y se suturan cuidadosamente. Dichos procedimientos se realizan bajo anestesia regional, local y sedación (neurolepto-anestesia).

    OTROS PROCEDIMIENTOS

    • Resección de capuchón de clítoris hipertróficos.
    • Corrección de desgarros y cicatrices perineales.
    • Corrección de cicatrices de episiotomías.
    • Amplificación o implantes del punto G
    • PRP Plasma Rico en plaquetas
    • Lipoaspiración y Cirugía del monte de Venus
    • Lipotransferencia en región Genital
  • RECONSTRUCCIÓN MAMARIA (POR SECUELAS DEL CÁNCER)

    La reconstrucción de la mama tras un cáncer es uno de los procedimientos quirúrgicos actuales dentro de la cirugía plástica más seguros y gratificantes para la paciente. El desarrollo de nuevas técnicas posibilita al cirujano plástico crear una mama muy similar en forma, textura y características a la no operada. Además, en la mayoría de los casos es posible hacer la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama, evitando a la paciente la experiencia de verse mastectomizada.

    La reconstrucción mamaria tiene como fin:

    • Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo la areola y el pezón. 
    • Eliminar la necesidad de llevar prótesis externas de relleno posibilitando llevar prendas de vestir que no serían posibles sin reconstrucción (traje de baño, escotes, etc.).
    • Rellenar el hueco y la deformidad que puede quedar en el tórax.
    • Restaurar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida de la paciente. Una reconstrucción mamaria es definitiva y te permitirá hacer una vida absolutamente normal.
    • Para la inmensa mayoría de las mujeres con cáncer de mama, la reconstrucción de la misma mejora la imagen, lo cual facilita una mayor estabilidad emocional, permite enfrentarse de una forma más positiva a la enfermedad y llevar una vida social y sexual más activa.
    • Existen diferentes técnicas para reconstruir una mama:
    • La reconstrucción con expansores protésicos consiste en el llenado progresivo por medio de infiltraciones con solución fisiológica con el fin de provocar la expansión de los tejidos de la mama y crear así el espacio para colocar una prótesis de silicona.
    • La reconstrucción Mamaria con Colgajo Abdominal (TRAM Flap) radica en el traslado de tejidos del abdomen a la zona superior del tórax, para crear una nueva mama.
    • El Colgajo Dorsal Ancho permite obtener tejido de la espalda y trasladarlo a la zona torácica para crear una nueva mama.

    Por lo general es necesario realizar 2 o 3 intervenciones quirúrgicas:

    • Reconstrucción de la mama afectada con expansor protésico o con un colgajo.
    • Recambio del expansor tisular por una prótesis definitiva.
    • Reconstrucción del complejo Areola-Pezón y dermo pigmentación del mismo.

    Estos procedimientos se realizan bajo anestesia general y/o local.

  • RECONSTRUCCIÓN POST CIRUGÍA BARIÁTRICA

    Existen múltiples procedimientos quirúrgicos que buscan tratar la obesidad propiciando una pérdida del peso corporal de forma sostenida y controlada, tales como el “by pass gástrico” y la manga gástrica, dejando una gran flacidez en sus tejidos (piel y músculos). La reconstrucción se puede aplicar en: Lifting cérvico facial, Lifting de brazos y/o muslos, Mastopéxia y Abdominoplastia. (neurolepto-anestesia).

  • AURICULOPLASTIA (MALFORMACIONES)

    La malformación auricular más frecuente es la microtia (Ausencia parcial o total del pabellón auricular, que se presenta según formas clínicas muy diversas, aisladas o integradas en un síndrome malformativo. En todos los casos, la reconstrucción del pabellón auricular debe realizarse a partir de los 9-10 años de edad, utilizando cartílago costal del paciente, que reproduce los relieves ausentes en un primer tiempo. A los 6 meses, se reconstruye el surco retro auricular y la proyección de la oreja se logra con un injerto de cartílago recubierto por un injerto de piel. Éste tipo de procedimiento puede realizarse con el paciente bajo anestesia general, local y sedación (neurolepto-anestesia).

  • MAXILOFACIAL (FRACTURAS FACIALES)

    Las fracturas en la cara producidas por agresiones o accidentes en la vía pública o laborales, necesitan tratamiento específico con el fin de recuperar no solo la estética sino también la funcionalidad de la región afectada. El manejo de las fracturas faciales es primordial para asegurar una correcta reducción y fijación de las mismas con microplacas de titanio, utilizando técnicas mínimamente invasivas y de máxima regeneración ósea. Éste tipo de procedimiento puede realizarse con el paciente bajo anestesia local y sedación.

  • CIRUGÍA ORAL Y MAXILOFACIAL PEDIÁTRICA

    El labio leporino y el paladar hendido son deformaciones congénitas de la boca y del labio. Estas anomalías afectan aproximadamente a uno de cada mil nacimientos El labio hendido y el paladar hendido se desarrollan en la etapa temprana del embarazo, cuando los laterales del labio y el paladar no se fusionan como deberían. Un niño puede tener un labio leporino, el paladar hendido o ambos. El labio hendido y el paladar hendido juntos son más comunes en los niños que en las niñas. Es también importante saber que la mayoría de los bebés que nacen con una hendidura son sanos y no tienen ninguna otra anomalía congénita.

    Paladar hendido: El paladar hendido se produce cuando el paladar no se cierra completamente, dejando una abertura que puede extenderse dentro de la cavidad nasal. La hendidura puede afectar a cualquier lado del paladar. Puede extenderse desde la parte frontal de la boca (paladar duro) hasta la garganta (paladar blando). A menudo la hendidura también incluye el labio. El paladar hendido no es tan perceptible como el labio leporino porque está dentro de la boca. Puede ser la única anomalía del niño, o puede estar asociado con el labio leporino u otros síndromes. En muchos casos, otros miembros de la familia han tenido también el paladar hendido al nacer.

    Labio hendido: El labio hendido es una deformación en la que el labio no se forma completamente durante el desarrollo fetal. El grado del labio hendido puede variar enormemente, desde leve (corte del labio) hasta severo (gran abertura desde el labio hasta la nariz). Como padre o madre, puede ser muy estresante acostumbrarse a la deformación evidente de la cara, ya que puede ser muy notoria. Se le dan diferentes nombres al labio hendido según su ubicación y el grado de implicación del labio. Una hendidura en un lado del labio que no se extiende hasta la nariz se denomina unilateral incompleta. Una hendidura en un lado del labio que se extiende hasta la nariz se denomina unilateral completa. Una hendidura que afecta a ambos lados del labio y se extiende hasta y afecta a la nariz se denomina bilateral completa.

    Un bebé puede sufrir de labio hendido o de paladar hendido, o de ambos al mismo tiempo. El grado de deformación del labio hendido y del paladar hendido puede variar enormemente. El problema inmediato más común asociado con estas anomalías es la alimentación del bebé.

    Posibles complicaciones asociadas con el labio hendido y el paladar hendido

    Más allá de la deformación estética, las posibles complicaciones que pueden estar asociadas con un labio hendido o un paladar hendido incluyen, pero no están limitadas a, las siguientes:

    Dificultades de alimentación: Se presentan más dificultades para la alimentación con las anomalías del paladar hendido. El bebé puede ser incapaz de succionar adecuadamente porque el paladar no está formado completamente.

    Infecciones del oído y pérdida auditiva: Las infecciones del oído se deben a menudo a una disfunción del tubo que conecta el oído medio y la garganta. Las infecciones recurrentes pueden llevar a una pérdida auditiva.

    Retrasos del habla y del lenguaje: A causa de la abertura del paladar y del labio, la función muscular puede verse reducida, lo que conduce a un retraso en el habla o habla anormal. Consulte con el médico si su hijo necesita una remisión para visitar a un fonoaudiologo.

    Problemas dentales: Como resultado de las anomalías, es posible que los dientes no puedan salir normalmente y por lo general se requiere tratamiento de ortodoncia.

    El criterio de equipo para controlar y corregir las anomalías del labio hendido y del paladar hendido

    Es posible que haya muchas personas implicadas en el control de la anomalía del labio hendido o del paladar hendido de su hijo, ya que se necesitan los conocimientos de muchas áreas diferentes para ayudar con los problemas que pueden presentarse con las anomalías del labio hendido o del paladar hendido. Los siguientes son algunos de los miembros del equipo:

    Cirujano plástico/craneofacial – un cirujano con preparación especializada en el diagnóstico y tratamiento de las anomalías esqueléticas del cráneo, los huesos faciales y el tejido blando; trabajará muy de cerca con los ortodoncistas y otros especialistas para coordinar el plan quirúrgico.

    Pediatra – un médico que seguirá al niño durante su crecimiento y ayudará a coordinar los múltiples especialistas implicados.

    Ortodoncista – un dentista que evalúa la posición y alineación de los dientes de su hijo y coordina un plan de tratamiento con el cirujano y otros especialistas.

    Dentista pediátrico – un dentista que evalúa y cuida los dientes de su hijo.

    Fonoaudiólogos – un profesional que realizará una evaluación completa del habla para evaluar las capacidades de comunicación y supervisará de cerca a su hijo a lo largo de todas las etapas del desarrollo.

    Otorrinolaringólogo (especialista del oído, nariz y garganta) – un médico que asistirá en la evaluación y control de las infecciones del oído y pérdida auditiva que pueden ser efectos secundarios de la anomalía de su hijo.

    Audiólogo (especialista de la audición) – un profesional que asistirá en la evaluación y control de las dificultades auditivas que su hijo pueda tener.

    Asesor genético – un profesional que revisa la historia médica y familiar, y también examina a su hijo para ayudar en el diagnóstico. Un asesor genético también aconseja a su familia acerca del riesgo de recurrencia en futuros embarazos.

    Coordinador del equipo de enfermería – un enfermero o enfermera registrado que combina la experiencia en enfermería pediátrica con la especialización en el cuidado de su hijo y actúa como enlace entre su familia y el equipo médico de labio leporino y paladar hendido.

    Trabajador social – un profesional que proporciona guía y consejo para su hijo y para su familia en cuanto a los aspectos emocionales y sociales de la anomalía del labio leporino y, o paladar hendido, y ayuda a su familia con remisiones y recursos de la comunidad (esto es, grupos de apoyo).

    Tratamiento del labio hendido y del paladar hendido

    El tratamiento de estas anomalías incluye la cirugía y el criterio de un equipo completo para ayudar con las múltiples complicaciones que se pueden presentar. El tratamiento específico será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

    • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
    • Las cualidades específicas de la anomalía de su hijo.
    • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
    • La implicación de otras partes o sistemas del cuerpo.
    • Su opinión o preferencia.

    Para la mayoría de los bebés que solamente tienen labio hendido, la anomalía puede repararse en los primeros meses de vida generalmente 6 meses (normalmente cuando el bebé pesa 6 kg). La decisión la tomará el cirujano de su hijo. El objetivo de esta cirugía es reparar la separación del labio. Algunas veces, es necesaria una segunda operación.

    Las reparaciones del paladar hendido normalmente se hacen entre los 9 y los 18 meses de edad, pero antes de la edad de 2 años. Ésta es una cirugía más complicada y se hace cuando el niño es más grande y puede tolerar mejor la cirugía. El médico de su hijo decidirá la edad exacta para la cirugía. El objetivo de esta cirugía es reparar el paladar de forma que su hijo pueda comer y aprender a hablar normalmente. Algunas veces, es necesaria una segunda operación.

  • RECONSTRUCCIÓN MAMARIA (POR SECUELAS DEL CÁNCER)

    La reconstrucción de la mama tras un cáncer es uno de los procedimientos quirúrgicos actuales dentro de la cirugía plástica más seguros y gratificantes para la paciente. El desarrollo de nuevas técnicas posibilita al cirujano plástico crear una mama muy similar en forma, textura y características a la no operada. Además, en la mayoría de los casos es posible hacer la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama, evitando a la paciente la experiencia de verse mastectomizada.

    La reconstrucción mamaria tiene como fin:

    • Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo la areola y el pezón. 
    • Eliminar la necesidad de llevar prótesis externas de relleno posibilitando llevar prendas de vestir que no serían posibles sin reconstrucción (traje de baño, escotes, etc.).
    • Rellenar el hueco y la deformidad que puede quedar en el tórax.
    • Restaurar la imagen corporal y mejorar la calidad de vida de la paciente. Una reconstrucción mamaria es definitiva y te permitirá hacer una vida absolutamente normal.
    • Para la inmensa mayoría de las mujeres con cáncer de mama, la reconstrucción de la misma mejora la imagen, lo cual facilita una mayor estabilidad emocional, permite enfrentarse de una forma más positiva a la enfermedad y llevar una vida social y sexual más activa.
    • Existen diferentes técnicas para reconstruir una mama:
    • La reconstrucción con expansores protésicos consiste en el llenado progresivo por medio de infiltraciones con solución fisiológica con el fin de provocar la expansión de los tejidos de la mama y crear así el espacio para colocar una prótesis de silicona.
    • La reconstrucción Mamaria con Colgajo Abdominal (TRAM Flap) radica en el traslado de tejidos del abdomen a la zona superior del tórax, para crear una nueva mama.
    • El Colgajo Dorsal Ancho permite obtener tejido de la espalda y trasladarlo a la zona torácica para crear una nueva mama.

    Por lo general es necesario realizar 2 o 3 intervenciones quirúrgicas:

    • Reconstrucción de la mama afectada con expansor protésico o con un colgajo.
    • Recambio del expansor tisular por una prótesis definitiva.
    • Reconstrucción del complejo Areola-Pezón y dermo pigmentación del mismo.

    Estos procedimientos se realizan bajo anestesia general y/o local.

  • RECONSTRUCCIÓN POST CIRUGÍA BARIÁTRICA

    Existen múltiples procedimientos quirúrgicos que buscan tratar la obesidad propiciando una pérdida del peso corporal de forma sostenida y controlada, tales como el “by pass gástrico” y la manga gástrica, dejando una gran flacidez en sus tejidos (piel y músculos). La reconstrucción se puede aplicar en: Lifting cérvico facial, Lifting de brazos y/o muslos, Mastopéxia y Abdominoplastia. (neurolepto-anestesia).

  • AURICULOPLASTIA (MALFORMACIONES)

    La malformación auricular más frecuente es la microtia (Ausencia parcial o total del pabellón auricular, que se presenta según formas clínicas muy diversas, aisladas o integradas en un síndrome malformativo. En todos los casos, la reconstrucción del pabellón auricular debe realizarse a partir de los 9-10 años de edad, utilizando cartílago costal del paciente, que reproduce los relieves ausentes en un primer tiempo. A los 6 meses, se reconstruye el surco retro auricular y la proyección de la oreja se logra con un injerto de cartílago recubierto por un injerto de piel. Éste tipo de procedimiento puede realizarse con el paciente bajo anestesia general, local y sedación (neurolepto-anestesia).

  • MAXILOFACIAL (FRACTURAS FACIALES)

    Las fracturas en la cara producidas por agresiones o accidentes en la vía pública o laborales, necesitan tratamiento específico con el fin de recuperar no solo la estética sino también la funcionalidad de la región afectada. El manejo de las fracturas faciales es primordial para asegurar una correcta reducción y fijación de las mismas con microplacas de titanio, utilizando técnicas mínimamente invasivas y de máxima regeneración ósea. Éste tipo de procedimiento puede realizarse con el paciente bajo anestesia local y sedación.

  • CIRUGÍA ORAL Y MAXILOFACIAL PEDIÁTRICA

    El labio leporino y el paladar hendido son deformaciones congénitas de la boca y del labio. Estas anomalías afectan aproximadamente a uno de cada mil nacimientos El labio hendido y el paladar hendido se desarrollan en la etapa temprana del embarazo, cuando los laterales del labio y el paladar no se fusionan como deberían. Un niño puede tener un labio leporino, el paladar hendido o ambos. El labio hendido y el paladar hendido juntos son más comunes en los niños que en las niñas. Es también importante saber que la mayoría de los bebés que nacen con una hendidura son sanos y no tienen ninguna otra anomalía congénita.

    Paladar hendido: El paladar hendido se produce cuando el paladar no se cierra completamente, dejando una abertura que puede extenderse dentro de la cavidad nasal. La hendidura puede afectar a cualquier lado del paladar. Puede extenderse desde la parte frontal de la boca (paladar duro) hasta la garganta (paladar blando). A menudo la hendidura también incluye el labio. El paladar hendido no es tan perceptible como el labio leporino porque está dentro de la boca. Puede ser la única anomalía del niño, o puede estar asociado con el labio leporino u otros síndromes. En muchos casos, otros miembros de la familia han tenido también el paladar hendido al nacer.

    Labio hendido: El labio hendido es una deformación en la que el labio no se forma completamente durante el desarrollo fetal. El grado del labio hendido puede variar enormemente, desde leve (corte del labio) hasta severo (gran abertura desde el labio hasta la nariz). Como padre o madre, puede ser muy estresante acostumbrarse a la deformación evidente de la cara, ya que puede ser muy notoria. Se le dan diferentes nombres al labio hendido según su ubicación y el grado de implicación del labio. Una hendidura en un lado del labio que no se extiende hasta la nariz se denomina unilateral incompleta. Una hendidura en un lado del labio que se extiende hasta la nariz se denomina unilateral completa. Una hendidura que afecta a ambos lados del labio y se extiende hasta y afecta a la nariz se denomina bilateral completa.

    Un bebé puede sufrir de labio hendido o de paladar hendido, o de ambos al mismo tiempo. El grado de deformación del labio hendido y del paladar hendido puede variar enormemente. El problema inmediato más común asociado con estas anomalías es la alimentación del bebé.

    Posibles complicaciones asociadas con el labio hendido y el paladar hendido

    Más allá de la deformación estética, las posibles complicaciones que pueden estar asociadas con un labio hendido o un paladar hendido incluyen, pero no están limitadas a, las siguientes:

    Dificultades de alimentación: Se presentan más dificultades para la alimentación con las anomalías del paladar hendido. El bebé puede ser incapaz de succionar adecuadamente porque el paladar no está formado completamente.

    Infecciones del oído y pérdida auditiva: Las infecciones del oído se deben a menudo a una disfunción del tubo que conecta el oído medio y la garganta. Las infecciones recurrentes pueden llevar a una pérdida auditiva.

    Retrasos del habla y del lenguaje: A causa de la abertura del paladar y del labio, la función muscular puede verse reducida, lo que conduce a un retraso en el habla o habla anormal. Consulte con el médico si su hijo necesita una remisión para visitar a un fonoaudiologo.

    Problemas dentales: Como resultado de las anomalías, es posible que los dientes no puedan salir normalmente y por lo general se requiere tratamiento de ortodoncia.

    El criterio de equipo para controlar y corregir las anomalías del labio hendido y del paladar hendido

    Es posible que haya muchas personas implicadas en el control de la anomalía del labio hendido o del paladar hendido de su hijo, ya que se necesitan los conocimientos de muchas áreas diferentes para ayudar con los problemas que pueden presentarse con las anomalías del labio hendido o del paladar hendido. Los siguientes son algunos de los miembros del equipo:

    Cirujano plástico/craneofacial – un cirujano con preparación especializada en el diagnóstico y tratamiento de las anomalías esqueléticas del cráneo, los huesos faciales y el tejido blando; trabajará muy de cerca con los ortodoncistas y otros especialistas para coordinar el plan quirúrgico.

    Pediatra – un médico que seguirá al niño durante su crecimiento y ayudará a coordinar los múltiples especialistas implicados.

    Ortodoncista – un dentista que evalúa la posición y alineación de los dientes de su hijo y coordina un plan de tratamiento con el cirujano y otros especialistas.

    Dentista pediátrico – un dentista que evalúa y cuida los dientes de su hijo.

    Fonoaudiólogos – un profesional que realizará una evaluación completa del habla para evaluar las capacidades de comunicación y supervisará de cerca a su hijo a lo largo de todas las etapas del desarrollo.

    Otorrinolaringólogo (especialista del oído, nariz y garganta) – un médico que asistirá en la evaluación y control de las infecciones del oído y pérdida auditiva que pueden ser efectos secundarios de la anomalía de su hijo.

    Audiólogo (especialista de la audición) – un profesional que asistirá en la evaluación y control de las dificultades auditivas que su hijo pueda tener.

    Asesor genético – un profesional que revisa la historia médica y familiar, y también examina a su hijo para ayudar en el diagnóstico. Un asesor genético también aconseja a su familia acerca del riesgo de recurrencia en futuros embarazos.

    Coordinador del equipo de enfermería – un enfermero o enfermera registrado que combina la experiencia en enfermería pediátrica con la especialización en el cuidado de su hijo y actúa como enlace entre su familia y el equipo médico de labio leporino y paladar hendido.

    Trabajador social – un profesional que proporciona guía y consejo para su hijo y para su familia en cuanto a los aspectos emocionales y sociales de la anomalía del labio leporino y, o paladar hendido, y ayuda a su familia con remisiones y recursos de la comunidad (esto es, grupos de apoyo).

    Tratamiento del labio hendido y del paladar hendido

    El tratamiento de estas anomalías incluye la cirugía y el criterio de un equipo completo para ayudar con las múltiples complicaciones que se pueden presentar. El tratamiento específico será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

    • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
    • Las cualidades específicas de la anomalía de su hijo.
    • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
    • La implicación de otras partes o sistemas del cuerpo.
    • Su opinión o preferencia.

    Para la mayoría de los bebés que solamente tienen labio hendido, la anomalía puede repararse en los primeros meses de vida generalmente 6 meses (normalmente cuando el bebé pesa 6 kg). La decisión la tomará el cirujano de su hijo. El objetivo de esta cirugía es reparar la separación del labio. Algunas veces, es necesaria una segunda operación.

    Las reparaciones del paladar hendido normalmente se hacen entre los 9 y los 18 meses de edad, pero antes de la edad de 2 años. Ésta es una cirugía más complicada y se hace cuando el niño es más grande y puede tolerar mejor la cirugía. El médico de su hijo decidirá la edad exacta para la cirugía. El objetivo de esta cirugía es reparar el paladar de forma que su hijo pueda comer y aprender a hablar normalmente. Algunas veces, es necesaria una segunda operación.

  • HERIDAS Y CICATRICES

    Existen dos grandes categorías para la clasificación de las heridas: agudas y crónicas.  Las heridas agudas sufren un proceso complejo que involucra una variedad de tipos celulares. Por el contrario, las heridas crónicas han pasado a través de algunas porciones del proceso de reparación sin llegar a establecer un resultado anatómico y funcional. También  existen diferentes tipos de heridas agudas en la piel, incluyendo heridas incisionales, de espesor parcial y heridas con pérdida significativa de tejidos. Estos diferentes tipos de heridas, involucran diferentes fases del proceso de cicatrización en diferentes grados aunque las fases sigan siendo las mismas.

    Existen numerosos factores que juegan un papel importante en el proceso de cicatrización ya que pueden ocasionar  el debilitamiento de la cicatrización. Estos pueden ser locales o sistémicos.

    Locales: Infección, cuerpos extraños, isquemia, tabaquismo, radiación, trauma, cáncer, toxinas locales, insuficiencia arterial, insuficiencia venosa e hipertermia.

    Sistémicas: Desórdenes hereditarios que afectan la síntesis de colágeno, deficiencias nutricionales, edad, diabetes, enfermedad hepática, alcoholismo, uremia, medicamentos, transfusiones sanguíneas e ictericia.

    También existen algunos medicamentos que interfieren con la cicatrización. Trabajos recientes sugieren algunas claves para la patogénesis de cicatrices fibroproliferativas, lo que resulta en diversos tipos de tratamiento.

    Aunque las cicatrices hipertróficas y queloides pueden parecer morfológicamente similares, existen diferencias clínicas e histológicas que las distinguen como entidades fisiopatológicamente diferentes. Las cicatrices hipertróficas son elevadas, eritematosas y habitualmente dan comezón. Permanecen dentro de los límites de la herida original. La formación de la cicatriz inicia entre las 6 y las 8 semanas de la lesión y pueden empeorar hasta 6 meses después. Pueden producir contracturas si se localizan sobre articulaciones o a lo largo de una extremidad. La fase de maduración puede durar de uno a dos años. Las cicatrices queloides también son elevadas y eritematosas, sin embargo, se extienden más allá de los límites de la lesión original. No es frecuente que involucionen y no se asocian a contracturas. Tienden a recurrir después de la escisión.

    Las cicatrices anómalas pueden ocurrir a cualquier edad, pero son más frecuentes en individuos jóvenes, entre 10 y 30 años de edad. Las cicatrices queloides habitualmente ocurren en individuos con historia familiar con cicatrices queloides. Existe una incidencia mayor de éstas durante la pubertad y el embarazo, así como una disminución en la menopausia y en pacientes de edad avanzada, lo cual demuestra una gran influencia hormonal. Las cicatrices hipertróficas son comunes después de un trauma importante como en las quemaduras, aunque pueden ocurrir después de trauma menor como acné o vacunas. Ambos tipos de cicatrices son más comunes en áreas de tensión.

    Existen algunos principios importantes que deben de considerarse durante el tratamiento de cicatrices anómalas (hipertróficas o queloides) entre las cuales se encuentran:

    Es más eficiente prevenir este tipo de cicatrices que tratarlas y el régimen de tratamiento y prevención puede ser similar, incluyendo el diagnóstico temprano lo cual mejora considerablemente la evolución.

    Cierre libre de tensión, que puede requerir de colgajos locales o reorientación de las cicatrices sobre las líneas de mínima tensión.

    Retirada de todo el tejido inflamatorio que puede contribuir a la recurrencia como folículos pilosos, tractos epiteliales o quistes, infección local y hematomas.

    Evitar traumatizar el tejido circundante y obliterar completamente el espacio muerto.

    Utilizar medicamentos especiales, materiales de compresión o materiales cubiertos con silicón.

    Llevar a cabo terapia física por Medicina de Rehabilitación.

    Las cicatrices hipertróficas resultantes de tensión excesiva o de complicaciones de la herida como infección, o retraso en el cierre y cicatrización, se pueden tratar en forma efectiva con cirugía y presoterapia con placas de silicona.

    Dependiendo de la ubicación del queloide, el tratamiento consiste en la extirpación del mismo y una vez finalizada la cicatrización se puede realizar infiltración de triamcinolona (corticoide) o beta terapia con Iridium.

  • LESIONES BENIGNAS O TUMORES DE PIEL

    El cáncer de la piel es una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas (malignas) en las capas exteriores de la piel. Estos tumores pueden ser tratados por medio de extirpación completa y/o biopsia. La cirugía puede dejar una cicatriz en la piel. Dependiendo del tamaño del cáncer, se puede tomar piel de otra parte del cuerpo para ponerse en el área donde se extrajo el cáncer. Este procedimiento se denomina un injerto de piel.

  • QUEMADURAS

    La quemadura es la destrucción de los tejidos por acción de agentes externos como el calor, la electricidad y productos químicos entre otros. Puede afectar la piel, los músculos, y hasta los huesos. Para lograr una efectiva curación de las quemaduras y evitar sus secuelas es indispensable realizar un correcto diagnóstico de los tejidos afectados e implementar el tratamiento adecuado. El cirujano plástico es el único especialista capacitado para abordar este tipo de lesiones, donde es necesario realizar curaciones, injertos de piel, colgajos y corrección de cicatrices. Dichos procedimientos se realizan bajo anestesia general, local y sedación.

  • HERIDAS Y CICATRICES

    Existen dos grandes categorías para la clasificación de las heridas: agudas y crónicas.  Las heridas agudas sufren un proceso complejo que involucra una variedad de tipos celulares. Por el contrario, las heridas crónicas han pasado a través de algunas porciones del proceso de reparación sin llegar a establecer un resultado anatómico y funcional. También  existen diferentes tipos de heridas agudas en la piel, incluyendo heridas incisionales, de espesor parcial y heridas con pérdida significativa de tejidos. Estos diferentes tipos de heridas, involucran diferentes fases del proceso de cicatrización en diferentes grados aunque las fases sigan siendo las mismas.

    Existen numerosos factores que juegan un papel importante en el proceso de cicatrización ya que pueden ocasionar  el debilitamiento de la cicatrización. Estos pueden ser locales o sistémicos.

    Locales: Infección, cuerpos extraños, isquemia, tabaquismo, radiación, trauma, cáncer, toxinas locales, insuficiencia arterial, insuficiencia venosa e hipertermia.

    Sistémicas: Desórdenes hereditarios que afectan la síntesis de colágeno, deficiencias nutricionales, edad, diabetes, enfermedad hepática, alcoholismo, uremia, medicamentos, transfusiones sanguíneas e ictericia.

    También existen algunos medicamentos que interfieren con la cicatrización. Trabajos recientes sugieren algunas claves para la patogénesis de cicatrices fibroproliferativas, lo que resulta en diversos tipos de tratamiento.

    Aunque las cicatrices hipertróficas y queloides pueden parecer morfológicamente similares, existen diferencias clínicas e histológicas que las distinguen como entidades fisiopatológicamente diferentes. Las cicatrices hipertróficas son elevadas, eritematosas y habitualmente dan comezón. Permanecen dentro de los límites de la herida original. La formación de la cicatriz inicia entre las 6 y las 8 semanas de la lesión y pueden empeorar hasta 6 meses después. Pueden producir contracturas si se localizan sobre articulaciones o a lo largo de una extremidad. La fase de maduración puede durar de uno a dos años. Las cicatrices queloides también son elevadas y eritematosas, sin embargo, se extienden más allá de los límites de la lesión original. No es frecuente que involucionen y no se asocian a contracturas. Tienden a recurrir después de la escisión.

    Las cicatrices anómalas pueden ocurrir a cualquier edad, pero son más frecuentes en individuos jóvenes, entre 10 y 30 años de edad. Las cicatrices queloides habitualmente ocurren en individuos con historia familiar con cicatrices queloides. Existe una incidencia mayor de éstas durante la pubertad y el embarazo, así como una disminución en la menopausia y en pacientes de edad avanzada, lo cual demuestra una gran influencia hormonal. Las cicatrices hipertróficas son comunes después de un trauma importante como en las quemaduras, aunque pueden ocurrir después de trauma menor como acné o vacunas. Ambos tipos de cicatrices son más comunes en áreas de tensión.

    Existen algunos principios importantes que deben de considerarse durante el tratamiento de cicatrices anómalas (hipertróficas o queloides) entre las cuales se encuentran:

    Es más eficiente prevenir este tipo de cicatrices que tratarlas y el régimen de tratamiento y prevención puede ser similar, incluyendo el diagnóstico temprano lo cual mejora considerablemente la evolución.

    Cierre libre de tensión, que puede requerir de colgajos locales o reorientación de las cicatrices sobre las líneas de mínima tensión.

    Retirada de todo el tejido inflamatorio que puede contribuir a la recurrencia como folículos pilosos, tractos epiteliales o quistes, infección local y hematomas.

    Evitar traumatizar el tejido circundante y obliterar completamente el espacio muerto.

    Utilizar medicamentos especiales, materiales de compresión o materiales cubiertos con silicón.

    Llevar a cabo terapia física por Medicina de Rehabilitación.

    Las cicatrices hipertróficas resultantes de tensión excesiva o de complicaciones de la herida como infección, o retraso en el cierre y cicatrización, se pueden tratar en forma efectiva con cirugía y presoterapia con placas de silicona.

    Dependiendo de la ubicación del queloide, el tratamiento consiste en la extirpación del mismo y una vez finalizada la cicatrización se puede realizar infiltración de triamcinolona (corticoide) o beta terapia con Iridium.

  • LESIONES BENIGNAS O TUMORES DE PIEL

    El cáncer de la piel es una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas (malignas) en las capas exteriores de la piel. Estos tumores pueden ser tratados por medio de extirpación completa y/o biopsia. La cirugía puede dejar una cicatriz en la piel. Dependiendo del tamaño del cáncer, se puede tomar piel de otra parte del cuerpo para ponerse en el área donde se extrajo el cáncer. Este procedimiento se denomina un injerto de piel.

  • QUEMADURAS

    La quemadura es la destrucción de los tejidos por acción de agentes externos como el calor, la electricidad y productos químicos entre otros. Puede afectar la piel, los músculos, y hasta los huesos. Para lograr una efectiva curación de las quemaduras y evitar sus secuelas es indispensable realizar un correcto diagnóstico de los tejidos afectados e implementar el tratamiento adecuado. El cirujano plástico es el único especialista capacitado para abordar este tipo de lesiones, donde es necesario realizar curaciones, injertos de piel, colgajos y corrección de cicatrices. Dichos procedimientos se realizan bajo anestesia general, local y sedación.

  • RELLENOS FACIALES

    El paso del tiempo produce la reabsorción de tejidos en áreas faciales, tales como pómulos, mejillas y labios. Los materiales de relleno son biocompatibles, como el ácido hialurónico o grasa autóloga. Se utilizan para corregir arrugas y surcos o para dar volumen a determinadas zonas de rostro, estos dan un aspecto natural y juvenil a la cara.

  • PLASMA RICO EN PLAQUETAS

    ¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas?

    Es un producto que se obtiene por centrifugación diferencial de sangre autóloga, es decir, extraída del mismo paciente, logrando un producto concentrado de plaquetas (600.000 a 1.500.000 x mm3), que al combinarse con Cloruro de Calcio comienza su activación. El Plasma Rico en Plaquetas al ser utilizado mediante Mesoterapia, en las zonas más flácidas del rostro y del cuerpo, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad.

    ¿En qué consiste la Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas?

    Es una técnica ambulatoria sencilla, basada en la aplicación intradérmica de Plasma Rico en Plaquetas para activar de forma natural las funciones del fibroblasto, la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel como el colágeno, la elastina, ácido hialurónico, etc. Permite renovar las células de la piel (queratinocitos).

    ¿Cuándo se recomienda su aplicación?

    Este tratamiento se recomienda a partir de los treinta años, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos de envejecimiento son visibles. Se puede aplicar tanto como tratamiento preventivo en una piel joven o como restitutivo en una piel envejecida.

    ¿Dónde se puede aplicar el PRP?

    Las áreas más comunes son rostro, cuello, escote, dorso de manos, alopecia, caída del cabello, flacidez, estrías, celulitis, cicatrices, etc.

    ¿Cuántas sesiones son necesarias?

    El protocolo con Plasma Rico en Plaquetas es específico para cada paciente en función del grado de envejecimiento y de las características de su piel, generalmente se recomiendan entre 2 y 3 aplicaciones al año.

    ¿Cuándo se ven los resultados?

    La mejoría es apreciable desde los primeros días y es máxima a los 20 ó 30 días, manteniéndose estable muchos meses. Los resultados dependen del tipo de piel y de las lesiones previas.

    ¿Qué ventajas tiene respecto a otros tratamientos?

    Quedan descartados los efectos adversos porque el Plasma Rico en Plaquetas es un preparado realizado con la propia sangre del paciente (AUTÓLOGO), evitando de esta forma, el riesgo de infección o transmisión de enfermedades, reacciones alérgicas y además, por su composición rica en factores hemostáticos, evita la formación de hematomas. Es un tratamiento 100% natural.

    ¿El procedimiento es doloroso?

    No, solo las molestias propias de una Mesoterapia. En algunos casos se puede aplicar previamente crema anestésica.

    ¿Pueden existir complicaciones o inconvenientes?

    En el caso del Plasma Rico en Plaquetas no existe ningún tipo de reacción alérgica por ser obtenido del propio paciente.

    ¿Cuánto tiempo se necesita para la obtención de Factores de Crecimiento (Plasma Rico en Plaquetas)?

    Con nuestras centrífugas de última generación, todo el procedimiento desde la extracción hasta el preparado, dura aproximadamente 10 minutos.

    ¿Luego de la aplicación del PRP, se pueden retomar normalmente las actividades?

    Si, Sin ningún inconveniente. Si apareciera alguna rojez en la piel propia de la Mesoterapia rápidamente desaparecerá.

    ¿Se puede combinar el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas con otros tratamientos?

    El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas puede traer mayores beneficios combinado con radiofrecuencia, láser, luz pulsada, etc.

  • TOXINA BOTULÍNICA

    La toxina botulínica  ha sido sin duda uno de los mayores avances en el complejo mundo de las arrugas de expresión. Mediante esta técnica de infiltración se obtiene un rostro joven, relajado y sin arrugas. La utilización de la toxina botulínica es un método para la corrección dinámica de las arrugas del tercio superior de la cara (perioculares, entrecejo, frente etc., contribuyendo a conseguir una expresión del rostro más relajada y juvenil. Al realizarse un bloqueo selectivo de la musculatura deseada también podemos conseguir una mejoría de la posición y forma de la ceja, logrando efectos similares al lifting frontal sin cirugía, ya que conseguimos por una parte la eliminación de las arrugas frontales y por otra elevar la caída de la parte externa de la ceja sobre el ojo. Los efectos se obtienen a las 72 horas de aplicado el producto. No requiere anestesia alguna para la aplicación.

  • PEELING

    La dermoabrasión es un procedimiento no quirúrgico que consiste en remover la superficie de la piel para refrescar el cutis y reducir las manchas. La dermoabrasión estimula la formación de nuevas capas superiores de la piel mediante un método de raspado quirúrgico controlado, dando a la piel una apariencia más suave. Es similar en su objetivo al rejuvenecimiento facial láser o a las exfoliaciones químicas, pero utiliza una máquina para quitar la capa externa (epidermis) y varias capas más profundas de la piel. Se puede realizar en pequeñas zonas o en toda la cara, sola o en combinación con otros procedimientos tales como la cirugía de rejuvenecimiento facial y el retiro de cicatrices. El tratamiento puede ser bastante invasivo, anestesia local o sedación suelenser necesarios, y sólo un cirujano plástico o dermatólogo calificado debe realizar este procedimiento. El tiempo de cicatrización es necesario, pero este tratamiento puede lograr una reducción significativa de líneas, arrugas y cicatrices, además de ser una opción para la eliminación de tatuajes.

  • MESOTERAPIA

  • RELLENOS FACIALES

    El paso del tiempo produce la reabsorción de tejidos en áreas faciales, tales como pómulos, mejillas y labios. Los materiales de relleno son biocompatibles, como el ácido hialurónico o grasa autóloga. Se utilizan para corregir arrugas y surcos o para dar volumen a determinadas zonas de rostro, estos dan un aspecto natural y juvenil a la cara.

  • PLASMA RICO EN PLAQUETAS

    ¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas?

    Es un producto que se obtiene por centrifugación diferencial de sangre autóloga, es decir, extraída del mismo paciente, logrando un producto concentrado de plaquetas (600.000 a 1.500.000 x mm3), que al combinarse con Cloruro de Calcio comienza su activación. El Plasma Rico en Plaquetas al ser utilizado mediante Mesoterapia, en las zonas más flácidas del rostro y del cuerpo, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad.

    ¿En qué consiste la Bioestimulación con Plasma Rico en Plaquetas?

    Es una técnica ambulatoria sencilla, basada en la aplicación intradérmica de Plasma Rico en Plaquetas para activar de forma natural las funciones del fibroblasto, la célula encargada de determinar la estructura y calidad de la piel como el colágeno, la elastina, ácido hialurónico, etc. Permite renovar las células de la piel (queratinocitos).

    ¿Cuándo se recomienda su aplicación?

    Este tratamiento se recomienda a partir de los treinta años, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos de envejecimiento son visibles. Se puede aplicar tanto como tratamiento preventivo en una piel joven o como restitutivo en una piel envejecida.

    ¿Dónde se puede aplicar el PRP?

    Las áreas más comunes son rostro, cuello, escote, dorso de manos, alopecia, caída del cabello, flacidez, estrías, celulitis, cicatrices, etc.

    ¿Cuántas sesiones son necesarias?

    El protocolo con Plasma Rico en Plaquetas es específico para cada paciente en función del grado de envejecimiento y de las características de su piel, generalmente se recomiendan entre 2 y 3 aplicaciones al año.

    ¿Cuándo se ven los resultados?

    La mejoría es apreciable desde los primeros días y es máxima a los 20 ó 30 días, manteniéndose estable muchos meses. Los resultados dependen del tipo de piel y de las lesiones previas.

    ¿Qué ventajas tiene respecto a otros tratamientos?

    Quedan descartados los efectos adversos porque el Plasma Rico en Plaquetas es un preparado realizado con la propia sangre del paciente (AUTÓLOGO), evitando de esta forma, el riesgo de infección o transmisión de enfermedades, reacciones alérgicas y además, por su composición rica en factores hemostáticos, evita la formación de hematomas. Es un tratamiento 100% natural.

    ¿El procedimiento es doloroso?

    No, solo las molestias propias de una Mesoterapia. En algunos casos se puede aplicar previamente crema anestésica.

    ¿Pueden existir complicaciones o inconvenientes?

    En el caso del Plasma Rico en Plaquetas no existe ningún tipo de reacción alérgica por ser obtenido del propio paciente.

    ¿Cuánto tiempo se necesita para la obtención de Factores de Crecimiento (Plasma Rico en Plaquetas)?

    Con nuestras centrífugas de última generación, todo el procedimiento desde la extracción hasta el preparado, dura aproximadamente 10 minutos.

    ¿Luego de la aplicación del PRP, se pueden retomar normalmente las actividades?

    Si, Sin ningún inconveniente. Si apareciera alguna rojez en la piel propia de la Mesoterapia rápidamente desaparecerá.

    ¿Se puede combinar el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas con otros tratamientos?

    El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas puede traer mayores beneficios combinado con radiofrecuencia, láser, luz pulsada, etc.

  • TOXINA BOTULÍNICA

    La toxina botulínica  ha sido sin duda uno de los mayores avances en el complejo mundo de las arrugas de expresión. Mediante esta técnica de infiltración se obtiene un rostro joven, relajado y sin arrugas. La utilización de la toxina botulínica es un método para la corrección dinámica de las arrugas del tercio superior de la cara (perioculares, entrecejo, frente etc., contribuyendo a conseguir una expresión del rostro más relajada y juvenil. Al realizarse un bloqueo selectivo de la musculatura deseada también podemos conseguir una mejoría de la posición y forma de la ceja, logrando efectos similares al lifting frontal sin cirugía, ya que conseguimos por una parte la eliminación de las arrugas frontales y por otra elevar la caída de la parte externa de la ceja sobre el ojo. Los efectos se obtienen a las 72 horas de aplicado el producto. No requiere anestesia alguna para la aplicación.

  • PEELING

    La dermoabrasión es un procedimiento no quirúrgico que consiste en remover la superficie de la piel para refrescar el cutis y reducir las manchas. La dermoabrasión estimula la formación de nuevas capas superiores de la piel mediante un método de raspado quirúrgico controlado, dando a la piel una apariencia más suave. Es similar en su objetivo al rejuvenecimiento facial láser o a las exfoliaciones químicas, pero utiliza una máquina para quitar la capa externa (epidermis) y varias capas más profundas de la piel. Se puede realizar en pequeñas zonas o en toda la cara, sola o en combinación con otros procedimientos tales como la cirugía de rejuvenecimiento facial y el retiro de cicatrices. El tratamiento puede ser bastante invasivo, anestesia local o sedación suelenser necesarios, y sólo un cirujano plástico o dermatólogo calificado debe realizar este procedimiento. El tiempo de cicatrización es necesario, pero este tratamiento puede lograr una reducción significativa de líneas, arrugas y cicatrices, además de ser una opción para la eliminación de tatuajes.

  • MESOTERAPIA