La abdominoplastia es un procedimiento de cirugía estética en el que se corrigen los defectos del abdomen, tanto en la piel, como en la grasa y la musculatura; de esta forma se mejora su aspecto.

La operación no sirve para adelgazar: es recomendable que las personas estén en su peso idóneo. Además, desmiente que sirva para quitar la totalidad de las estrías, sólo elimina las que están en la piel sobrante. La cicatriz resultante de la cesárea no suele interferir en la cirugía plástica abdominal.

¿En qué consiste este procedimiento?

Dependiendo de la parte del abdomen que se quiera tratar y el problema que se quiera corregir se realizará un tipo de cirugía u otro, con sus correspondientes riesgos y contraindicaciones, por eso es importante realizar un diagnóstico correcto.

Es importante ver si la región que se quiere operar está por encima o por debajo del ombligo y si el problema a tratar afecta a los músculos, a la piel o si es por un exceso de grasa. En general, el paciente recibirá anestesia general o se le administrará una anestesia raquídea. La duración de la operación suele estar comprendido entre las dos horas.

El procedimiento, por norma general, dejará marca como cualquier otra operación. El Dr. Ballario sostiene que, “es el/la paciente el que cicatriza y la calidad de la cicatriz va depender en gran medida de su tendencia cicatricial“, por lo que la marca que quede de la cirugía dependerá de cada paciente.

Tipos de abdominoplastia

Según el Dr. Ballario, los procedimientos que se le realizarán a la persona en la pared abdominal, serán valorados por un profesional competente teniendo en cuenta las ventajas y los inconvenientes de cada procedimiento. Entre éstos encontramos:

  • Liposucción: se realiza cuando la persona solamente presenta un exceso de grasa en el abdomen, pero el músculo y la piel están bien. (ver también Lipoescultura)
     
  • Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical: si en la región inferior al ombligo hay un leve exceso de piel y grasa se practica la cirugía plástica abdominal. En este procedimiento el ombligo no se toca.
     
  • Miniabdominoplastia con desinserción umbilical: esta abdominoplastia está indicada en personas en una situación similar a la anterior, pero un exceso moderado de piel en la región que se encuentra por encima de la región umblical.
  • Abdominoplastia clásica o standart: para los casos en los que sobra mucha piel cogen la sobrante de la región umbilical y la unen con el pubis y las ingles. La marca que resulta de la operación suele ser fácil de disimular. 
  • Abdominoplastia con cicatriz vertical: cuando sobra más piel que en los casos anteriores, separan el ombligo de la piel del paciente y después la resecan y sacan de nuevo el ombligo. Los pacientes que se someten a dicha operación suelen quedarse con una cicatriz vertical pequeña encima de la zona.
     
  • En flor de Lys: esta variedad se practica solamente en los casos en los que sobra demasiada piel.
     
  • Con extensiones laterales: esta intervención sirve para corregir los excesos que hay en los lados del abdomen.
     
  • Abdominoplastia circunferencial o contornoplastia: indicada en situaciones en las que una persona pierde mucho peso de forma exagerada y le sobra piel por todas las regiones.
     
  • Abdominoplastia inversa o ascendente: en estas cirugías plásticas abdominales, el exceso de piel se localiza en la zona por encima del ombligo. Éste se une a las mamas, aprovechando para aumentar su tamaño.

📍Avellaneda 631, Marcos Juárez. 
📍Santiago Temple 45, Córdoba Capital.
📞 Turnos: 0351-4690131

Visitanos en Facebook e Instagram.